viernes, 13 de abril de 2012

Los partidos y las elecciones democráticas.

Los partidos políticos son organizaciones que juegan un papel muy importante en las elecciones. Se conforman con el fin de participar en tareas de gobierno y, sobre todo, para tener poder, es decir, para que sus candidatos a puestos públicos sean electos por el pueblo. Los partidos cumplen importantes funciones antes, durante y después de los procesos electorales, por lo que requieren la participación constante de sus integrantes y simpatizantes, aspi como el resto de los ciudadanos y las ciudadanas; finalmente a alguno de ellos le daremos nuestro voto para que nos represente.

Nuestra Carta Magna marca las pautas generales sobrelas cuales deberán regirse ñlos partidos políticos. Por ejemplo, de acuerdo con un fragmento del artículo 9 constitucional, sólo las personas con calidad de ciudadanos pueden formar partidos políticos y reunirse para determinar sus fines. Por se parte algunos fragmentos del artículo 41 de la msima ley establecen que los partidos políticos son entidades de interés público; tienen como fin promover la participación del pueblo  en la vida democrática, contribuir a la integración de la representación nacional y como organizaciones de ciudadanos, hacer posible el acceso de éstos al ejercicio del poder público, de acuerdo con los programas, principios e ideas que postulan y mediante el sufragio universal, libre, secreto y directo.

Según la mayoria de los especialistas en política (politólogos),  los partidos deben perseguir el beneficio de la sociedad en su conjunto o por lo menos de una parte significativa de ella. Esto los obliga a elaborar y promover un proyecto político que satisfaga las aspiraciones tanto de sus miembros como de otros individuos y sectopres que conforman la sociedad.


¿Qué son las elecciones?

En las sociedades democráticas, las elecciones son procesos mediante  las cuales los ciudadanos eligen a los representantes que conformarán el gobierno, y sólo a través de sus resultados a los gobiernos se les puede reconocer como legítimos. Adicionalmente, las elecciones promueven la sucesión en el poder de manera pacífica y ordenada y evitan que los partidos políticos luchen por el poder de forma violenta.

No es sólo el hecho de votar lo que garantiza la permanencia o el buen funcionamiento de los gobiernos democráticos. Hacen falta, además, condiciones que deben cumplir quienes aspiran a formar parte del gobierno. A continuación nos referimos a eso.

Condiciones para unas elecciones democráticas.

  • Debe haber igualdad de oportunidades para todos los aspirantes o partidos políticos que deseen ser parte del gobierno.
  • Cuando ciertos candidatos resulten ganadores de la voluntad popular, sólo podrán estar en el poder por un tiempo claramente definido.
  • Cuando éste concluya, asumirá el cargo quien resulte triunfador de nuevas elecciones. Así se ejerce el principio democrático de mayorías y minorías.
  • El candidato triunfador no podrá hacer uso de sus poder para favorecer al partido político a que pertenece.
  • El partido o la persona que haya resultado ganadora en las elecciones no puede acaparar para sí o su partido todos los puestos importantes de gobierno. La oposición tendrá derecho a ocupar agunos otros puestos menore, En caso de que el representante de un partido "X" haya ganado el puesto para presidente de la República, la oposición podrá ocupar puestos, por ejemplo, en el Congreso; o los candidatos de partidos políticos que hayan participado y perdido en la elecciones para jefe de gobierno tienen derecho a ocupar otros puestos siempre que sean de menor rango que el de jefe de gobierno.
  • Deberán establecerse con claridad las sanciones a que se harán acreedores los candidatos o partidos políticos que, habiéndose cumplido las condiciones mencionadas, desconozcan o pretendan descalificar los resultados de las elecciones.

Condiciones mínimas para que haya elecciones transparentes.

Para que cualquier proceso electoral sea transparente deberá haber:

  • Un padrón electoral confiable. Esto es una lista que contenga los datos de todos los ciudadanos que podrían votar. Un país tan grande como México ofrece la dificultad de no poder contar con un padrón cien por ciento actualizado, pero sí es factible tener una lista confiable en la medida que las ciudadanas y los ciudadanos se inscriban al cumplir 18 años; también debe darse aviso para dar de baja a las personas que emigran o fallecen y para que se actualicen los datos siempre que sea necesario, por ejemplo cuando alguien se cambia de domicilio.
  • Un documento oficial que acredite a las personas. Tal es el caso de la credencial para votar, que desde hace algunos años cuenta ya con fotografía.
  • Autoridades electorales imparciales.Siggnifica que las personas encargadas de organizar las elecciones y de evaluar su transparencia no deben depender no tener alguna relación de interdependencia con el gobierno, con alguno de sus representantes, o con algún partido político. Esto evitará que haya ventajas para algún candidato.
  • Vigilancia del proceso electoral. Permite que los partidos políticos participantes en la elección nombren un determinado número de representantes para vigilar que no haya irregularidades o fraudes en las casillas para votar.
  • Información oportuna sobre los resultados de la elección. Significa que conforme transcurran las elecciones, periódicamente se debe informar a la población sobre la tendencia del proceso según el conteo  de los votos. Esto contribuye a evitar que se cometan fraudes electorales.
  • Un órgano calificador imparcial. Esto es, un grupo de personas cuya función principal será actuar como tribunal. Así, en los casos en que se detecten irregularidades, los representantes de los partidos políticos podrán presentar impugnaciones o denuncias.
  • Clasificación y determinación de lo que se considera delitos electorales. Significa que dentro del código penal, o en algún documento oficial, deberán quedar establecidas las leyes bajo las cuales se regirán los procesos electorales y las sanciones que recibirán quienes las infrinjan.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada